La hostilidad de lo desconocido en Gaijin y el refugio en la lectura

Por Juan Martín Nacinovich

Quince años después de la edición original, Odelia volvió a publicar la novela de Maximiliano Matayoshi, inspirada en su padre.

20180411_163228

El 6 de agosto de 1945, a las ocho y cuarto de la mañana, una bomba atómica caía sobre Hiroshima, Japón; el primer momento de la era atómica y el fin de la Segunda Guerra Mundial. Durante los meses posteriores, las calles se hallaban cubiertas por cascos y esquirlas de granadas, los senderos estaban minados, los ríos contaminados, la comida escaseaba y entre casas derruidas y carpas de la Cruz Roja se erguían banderas norteamericanas. “Yo conocía a unos chicos que se habían ido y a otros que decían que era como América pero mejor: los argentinos no matan a los japoneses”, señala Kitaro, joven y precoz protagonista de Gaijin (Odelia editora, 2017), a propósito del inevitable éxodo en busca de nuevas oportunidades. Kitaro quería viajar a la Argentina con su hermana y su madre, pero el dinero para la travesía era  inconseguible. Tenía que viajar solo.
En clave coming-of- age, Gaijin, ganadora del premio UNAM-Alfaguara en 2002, narra las peripecias de este joven japonés de once años en plena época de migraciones del siglo XX. Con una prosa meticulosa y fresca, cimentada sobre una narrativa de carácter verosímil, Maximiliano Matayoshi (Buenos Aires, 1979) se desliza entre la épica del migrante y la búsqueda de identidad junto al sentido de pertenencia, por momentos más arraigado a las raíces, por otro en constante transformación.
Desde el momento en que se sube al barco, en el que vive tres meses de ardua travesía pasando por Hong Kong, Manila, Singapur, Ciudad del Cabo, hasta llegar a Buenos Aires, Kitaro se enamora por primera vez, prueba la Coca-Cola por primera vez, se toma un helado por primera vez y así sucesivamente. Todo está por descubrirse. Desde el idioma hasta la cultura, desde el fútbol hasta la discriminación. El objetivo a futuro del protagonista es de índole bicéfalo: volver a su Japón natal, reencontrarse con su familia, pero en el transcurso de la epopeya convertirse en alguien en un mundo completamente desconocido; un gaijin –que significa extranjero, de otro lugar– que se adapta y triunfa para luego, finalmente, retornar a su hogar.
La novela se divide en dos partes, la primera con epicentro en Buenos Aires luego de su llegada al continente y, la segunda, mil kilómetros hacia el oeste, con Mendoza como base. Alrededor de Kitaro hay dos personajes que funcionan como motor involuntario del relato: Kai es su amigo más cercano durante los primeros años de adaptación, y, por momentos, parecen tener una relación inestable, sin embargo funcionan como sostén de cada uno. Lara, en contrapartida, le enseña a bailar y a descubrir el mundo de los libros. Kitaro sufre de bullying por sus rasgos orientales y se refugia en la lectura, crea su propio escape mental. “La lectura es a la vez la construcción de un universo y un refugio frente a la hostilidad del mundo”, afirmó Ricardo Piglia en El último lector.
gaijin-maximiliano-matayoshi-odelia-editora-D_NQ_NP_614397-MLA25960043291_092017-FGaijin es una novela madura, bella e inquietante. Matayoshi la escribió durante el último tramo de su adolescencia y la publicó con solo veintitrés años, allá por el 2002. Pronto se convirtió en una rara avis inconseguible, hasta que se volvió a publicar en 2017, un año después de que su padre falleciera. En esta edición, que inaugura la colección de narrativa contemporánea de la editorial Odelia, se suma un sentido epílogo en el que Matayoshi explica que, si bien Kitaro no fue su padre, el personaje está influenciado por Tetsuji Matayoshi.

Gaijin de Maximiliano Matayoshi.
Odelia Editora, 2017.

248 páginas.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s