Luces y sombras de un pueblo efervescente en Aluvión

Por Leticia Valdés
El fotógrafo argentino Sebastián Miquel presentó un registro sobre la resistencia de los últimos dos años con la calle como protagonista, una contribución a la memoria imprescindible con el foco puesto en un pueblo que no se resigna.
ALUVION - SEBASTIAN MIQUEL 01
 
Qué son las imágenes sino huellas, testimonios conformando un cuerpo al que un reportaje fotográfico intenta dar cuenta. Eso es lo que pretende un documentalista: facilitar el conocimiento del objeto fotografiado y difundirlo para que otros expandan su alcance. Poner a disposición sus “hallazgos” posibilita múltiples abordajes pero, por sobre todo, no los condena a ser meros retazos del pasado sino la potencia que consiga interpelar el presente para replantear el futuro. De eso se trata Aluvión, de semblantes endurecidos, manos curtidas y cuerpos cansados conformando una marea luchadora que también pulsa esperanza, grita justicia e invita a salir a la calle – a seguir saliendo – imponiéndose ante las adversas circunstancias políticas, culturales y mediáticas que imperaron en los últimos tiempos.
Aluvión es el tercer libro de este fotógrafo y politólogo, autor además de Abya Yala, hijos de la tierra, un documental sobre la organización Tupac Amaru y Gracias Néstor, una crónica sobre la despedida popular al presidente Néstor Kirchner. Aluvión es revolución verdadera, es el reflejo de los que no se dejan humillar. Es lucha, es construcción, una corriente imparable que arrastra todo y a todos a su paso.
En él cohabitan la creación artística y periodística con la armonía que le otorga quien sabe captar la fracción de segundo exacta, quién puede señalar la esencia real de un hecho verdadero respecto de una realidad profunda. Así lo manifiesta Liliana Herrero, autora de su prólogo: “Se trata de una belleza a la que se le suma un dolor, una expectativa y el signo de un tiempo agrio (…)”. Una belleza que emerge de puños cerrados alzándose, golpeando, exigiendo; de luces duras, de angulares dramáticos, de un conmovedor blanco y negro. El libro inició cuando las Madres de ALUVION - SEBASTIAN MIQUEL 02Plaza de Mayo reanudaron su Marcha de la Resistencia luego de la asunción del gobierno de Cambiemos; y continuó con las numerosas manifestaciones de desempleados y docentes, el torrente del movimiento Ni Una Menos, los fuertes reclamos por los derechos humanos y el rechazo a la Ley del 2X1, entre otros acontecimientos. Está dedicado a Rafael Nahuel y Santiago Maldonado (no por nada su lanzamiento fue en la ciudad de Esquel, provincia de Chubut) y a las presas y presos políticos de la última gestión. En él “no hay objetividad, sí verdad”, señala Miquel: “con este trabajo espero animar a otros a sumarse y pensarse en esta sociedad”.
Anuncios

Deja un comentario