Helicóptero: “Nos gusta jugar con lo extraño, mezclar cualquier cosa”

Por Alejandro Hoszowski

Los músicos Javier Areal Vélez e Ignacio Sandoval se reunieron después de años para presentar su disco en digital y tocarlo en vivo en ciclos específicos de música experimental

maxresdefault

Mientras grabábamos una canción por ahí decíamos: ‘metámosle unas cacerolas’. Era lo que pintara en función de cada tema”, recuerda Javier Areal Vélez sobre su disco El Helicóptero, de la banda homónima. “Empezamos con la intención de hacer canciones raras sin limitaciones”, cuenta.

El proyecto comenzó en 2012, cuando se juntaron Javier e Ignacio Sandoval. “Hubo un proceso de producción con mucho trabajo de estudio al estilo de los Beach Boys”, recuerda Javier. Cuando el dúo sumó a Luciano Vitale, la banda comenzó un camino que también prometía llevar el proyecto al escenario en vivo, y que tardó tres años en concretarse. La banda se terminó de formar  con Agustín Areal Vélez y Martín Vijnovich.

***

–  El disco remite a Frank Zappa y a Captain Beefheart, ¿buscaban algo en ese estilo?

Javier Areal Vélez: ¡Qué bueno! Son tipos muy virtuosos con mucho humor en su música, y eso es increíble. Por ese lado lo conecto bastante, pero no pensamos mucho las influencias.

Ignacio Sandoval: Es bastante collage también. Yo me llevaba un tema, lo escuchaba y pensaba qué agregar, pero en realidad no había nada definido: un día cantaba de una forma y otro día de una manera diferente. Lo bueno que tiene el disco es que los arreglos descontextualizan el todo.

JAV: También uno se ceba con distintas cosas. Cuando empezamos yo pensaba en cosas más concretas. Estaba muy cebado con Micachu y quería hacer esa música, aunque después salía otra cosa. Nunca podés robar bien. Después pasa el tiempo, cambiás de gustos, y seguís igual. Está bueno aprovechar el tiempo de pensar un disco. Marcelo en un momento tiene un acorde que son como 40 chelos armónicos. Nos juntamos con una chelista con la que grabamos 40 notas. Fue una manera de componer muy liberadora. Después en vivo tenés otro momento, lo resolvés de otra manera.

Las letras en el disco juegan con el absurdo

IS: Sí, fui a actuación durante mucho tiempo y eso me influyó mucho. Me gusta cantar, escribir y también jugar con lo extraño; mezclar cualquier cosa.

-Pero tienen un sentido definido.

JAV: Algunas sí llevan una lógica. No son palabras inconexas, eso seguro. La mitad no están habladas en ningún idioma, son balbuceos.

IS: No es improvisado. Al primer tema le quisimos poner letra, porque primero la grabé improvisando. Pero cuando quisimos ponerle la letra, no quedaba buena ni en pedo. Por más que no decía nada quedaba copado.

-El diseño de la tapa es bastante particular.

JAV: Está Sandro, eso está claro. Tenemos un par de roturas de copyright: Están superman, la mona tomando un tinto y Sarmiento muerto. Es un collage que hizo Samuel Sahlieh. Es un músico y gran artista visual oculto.

-Se separaron y se volvieron a juntar para presentar el disco en vivo.

JAV: Fueron muchos años de producir. En ese momento dejamos de tocar porque todos tenían otros proyectos y terminó por desarmarse. Nos invitaron a al ciclo Te veré llorar, que está re bueno. La fecha estuvo buenísima porque se sumaron un montón de cosas que son geniales. Una obra que tocan tres músicos experimentales muy activos en la escena de acá. Experimentales, jazz nuevo, cosas así. Carlos Quebrada creó una obra para 4 guitarras, batería y no-input en la que que tocamos. Después la chelista Violeta García presentó un disco de ella. Luego tocamos con El Helicóptero y cerró el ciclo un colectivo que se llama Trrueno. Son artistas sonoros y visuales que trabajan con el sonido experimental y la imagen.

-¿Cuándo empezaste con el ciclo Ruido, Javier?

JAV: El ciclo Ruido lo armamos con Jorge Espinal. Fue la prolongación de un ciclo independiente que veníamos haciendo: Adoba Tritura Machaca. Un ciclo experimental sin frecuencia ni lugar fijo.

Ruido empezó el año pasado, fue la primera temporada. Y ahora estamos en proceso de programar la de 2018.

-¿La escena under experimental es más fraternal?

JAV: En la escena experimental hay una fraternidad bastante copada. Una vez le escribí al cantante de Sioux Sioux por mail. Lo invitamos para ver si podíamos conseguir los recursos y el tipo tuvo un nivel de buena onda ridícula.

-¿Tienen otros proyectos juntos?

JAV: En este momento no.

IS: Está el club de la grabación.

JAV: Cierto. Está buenísimo. Es un proyecto que lideraba Luciano, el bajista de la banda. Está inspirado en el Record Club de Beck. Beck juntaba un par de amigos increíbles que tenía él y hacían el cover de un disco. Lulo trató de replicar la idea acá, y con un par de amigos hizo el club de la grabación. Convocaba artistas y, en un sólo día, grababan un disco de la escena nacional. Eligieron discos que para ellos fueron muy importantes, pero que la producción no les gustaba tanto. Les parecía que valía la pena darles una vuelta de tuerca. El primero fue Bang Bang Estás Liquidado, de los Redondos. Para mí el resultado es increíble. Es una escala que podés laburarla en un día, y están producidos increíbles. Hay un tema que son 10 guitarras nada más. Después hicieron el de Pablo Pandolfo: Don Cornelio y la Zona.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s