Juvenilia: “Recordamos un pasado que tal vez fue un poco mejor y sentimientos que generan melancolía”

Por Juan Martín Nacinovich

La banda post-punk porteña  lanzó en enero su primer disco, Obras de Juventud, editado por Inerme Discos.

5 CIELO
Fotos de Anita Piñero

 

“Cuando arrancamos no sabíamos bien lo que estábamos haciendo pero nos gustaba y seguimos para adelante. La idea es conservar el espíritu joven”, señala sucintamente Danie, voz y alma mater del grupo, que, si bien se ampara bajo un sonido lúgubre y mortecino con el postpunk como mascarón de proa, le escapa a las etiquetas. “Obviamente tiene la impronta Post-punk, pero la intención no es que siga ese camino estrictamente, simplemente es lo que nos gusta”, amplía Federico, en concordancia con la búsqueda sonora grupal. Juvenilia resignifica el concepto y los valores de lo indie, hoy un epíteto que lo devora todo. Cientos de bandas terminan siendo encasilladas en relación a la –mal llamada escena indie, sin embargo, ¿qué significa verdaderamente? “Lo indie viene de independiente, entonces sí, lo seríamos, dice Nazarena, la última incorporación de la banda.

Juvenilia terminó por consolidarse con el lanzamiento de su primer trabajo larga duración, Obras de Juventud (2018). Sin embargo, el génesis de la banda data de hace un lustro. Durante 2013, Juvenilia había dado sus primeros pasos de la mano EP; un registro de dos canciones. Entre medio hubo varias presentaciones en vivo, dejaron de cantar en inglés, modificaron la escritura de algunos tracks a la lengua nativa, firmaron con el sello Inerme y cambiaron integrantes, hasta decantar en la formación actual: Danie (voz), Julieta (teclado), Nazarena (bajo), Gabriel (batería) y Federico (guitarra). De la formación original quedamos Julieta y yo”, comenta Danie. “Fede y Gabi ya estaban entre nosotras, formaban parte pero del otro lado de la cortina, desde la producción o grabación, pero estaban ahí. Lo lógico fue seguir el proceso natural de la banda con los chicos en vez de buscar nuevos integrantes”, agrega. 

1 ANTENA

El ethos de Obras de Juventud se compone entre la melancolía y la nostalgia, recuerdos y desasosiego. Recargados de arrebatos de un Post-punk pulimentado y un New Wave solvente, pueden pasar de un hit furioso de bases machacantes como Los búhos no son lo que parecen o Solíamos reírnos más a una balada dedicada a los abuelos de Danie en el tema final, Crinblanca, un cierre hipnótico in crescendo. El espectro de influencias es amplia: de The Cure a Duran Duran, de Cocteau Twins a The Smiths, además de una tradición nacional que se concentra en los primeros Soda Stereo y remite expesamente a Fricción y Pyramides, bastiones del post punk que navegan aguas similares8 CHICAS

El imaginario de la banda apunta a la necesidad de transmitir un poco de realidad entre tanto optimismo virtual, vacío y desmedido de la época. El filósofo surcoreano Byung-Chul Han plantea una teoría sobre la alienación universal en su libro La expulsión de lo distinto: “En los tiempos actuales, que aspiran a proscribir de la vida toda negatividad (…) precisamente la negatividad es vivificante. Nutre la vida del espíritu. Aferrarse a lo positivo lo único que hace es reproducir lo igual. El terror no solo emana de lo negativo, también de lo positivo”. Dice Nazarena, a propósito de la lírica de Juvenilia: “Recordamos un pasado que tal vez fue un poco mejor. Sentimientos que generan melancolía o la sensación de extrañar algo. Hay muchas letras que hacen referencia a eso, sea bueno o malo”.  El sueño joven resulta un escape: Hay que ver la realidad y escaparle al bombardeo constante de redes sociales, una cloaca de positividad”, cuenta Federico, y Nazarena acuerda: “La negatividad trae polaridad, compensa”. En tiempos donde la hiperconectividad aturde y articula una cotidianeidad empalagosa sin misterio ni enigma, aparecen artistas que echan un poco de luz a la problemática: “Hay una distorsión del pensamiento de las personas. Seguir una línea, y que si no la seguís no formas parte. Hay que seguir un lineamiento estético y moral, como si alguien te puede decir qué está bien y qué está mal. Tratamos de hablar de eso, de forma explícita y no tanto. Se trata de ir un poco en contra de lo que te imponen y hacer lo que vos querés”, opina la bajista.

*Juvenilia presentará Obras de Juventud el 3 de marzo a las 20 en Kirie Music Club, Bolívar 813, San Telmo, junto a los rosarinos de Rosedal, también entregando su ópera prima: Portal, un álbum que flota entre el dream pop y el shoegaze.  

 

Anuncios

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s