Nicolás Ferraro: “Somos las historias que nos contamos a nosotros mismos”

Por Dani Salinas  Fotos: Eloy Rodriguez Tale

El autor presentó Cruz, su segunda novela policial publicada en menos de un año. En ella, el autor explora el camino de aprendizaje dentro del oficio de la violencia.

25579249_10155961552706100_2082116211_o

¿Qué es Cruz?

Un apellido que marca por completo a una familia. Tomás debe encargarse de los problemas familiares cuando su hermano Sebastián cae preso. Desde ese momento empieza a descubrir quién es su padre y quién es él mismo. También es una novela. Nicolás Ferraro cierra con su último trabajo un año prolífico, en el que publicó dos obras con rastros de sangre: Dogo y Cruz.

La presentación de la novela en El Benny contó con la participación de Juan Mattio (autor de Tres veces luz)  y Kike Ferraro (autor de Que de lejos parecen moscas), que proporcionaron sus perspectivas sobre Cruz. “Uno cuando escribe tiene cuatro paredes: el lenguaje, la trama, los personajes, la cuarta pared uno no la puede dimensionar”, consideró Nicolás Ferraro.

Mattio describió a Cruz como familiar a las novelas de educación en las que el héroe tiene que aprender a ser héroe: “Lo que se aprende es el oficio de la violencia. Cómo alguien que está afuera de ese mundo, pero muy rodeado por éste,  ingresa y aprende lo que hace falta aprender para salir de una situación complicada“.

Tomás le resulta difícil hacerse cargo de los pecados de su familia.  Las reglas con las que se maneja son borrosas y la justicia por mano propia siempre está presente. “Él sabe que hay que ensuciarse para hacer las cosas. Tiene que elegir un camino y ese camino implica romper con lo que él conoce“, añadió Kike.

25624553_10155961612961100_1069283163_o

***

¿Cómo fue el proceso de escritura de Cruz?

La idea de Cruz es del 2012, bastante antes que Dogo. Tenía esta historia de una familia de hermanos y padre criminal. El hermano mayor, cuando el padre cae en cana, se tiene que hacer cargo de la herencia. Después pasa lo mismo con el hermano siguiente y el protagonista; se ve obligado a actuar  y hacerse cargo de aquello que toda su vida intentó esquivar. Al principio era más una historia de hermanos; necesitaba que apareciera algo que terminara de darme ganas de contarla, que  al final fue elegir este tipo de “triple frontera”. Siempre me interesaron las historias de índole rural, del pueblo chico con muchas cargas familiares. Vos no sos vos sino que sos tu papá, tu abuelo, hay algo que deja una marca.

Existen tres “umbrales para Tomás ” en la novela. ¿Te facilitó eso a la hora de escribir?

Cada división es como el cierre de temporada, los pienso en esos términos más televisivos o de series. Cada umbral habla un poco del camino del héroe que transita el protagonista. El guía que vendría ser Alvarenga, el amigo del padre, en la novela lo empieza a llevar a aprender el oficio de la violencia. Personajes que se ven obligados a actuar. El atractivo que le encuentro es la premisa de “tengo que hacer esto” o “voy a hacer esto”, entonces va y lo hace. El protagonista tiene la vida quieta en pausa desde hace rato. Se ve obligado a dejar eso de lado y enfrentar los quilombos del hermano y todas las cosas que a lo largo de 15 años trató de evitar.

25590322_10155961552686100_337823289_o

Tomás culpa todo el tiempo al padre por los males de la familia, pero Samuel le remarca que eso sólo “sirve de excusa

En gran parte todos somos las historias que nos contamos a nosotros mismos. La construcción de la memoria tiene que ver con un montón de ficciones que nos fuimos construyendo con las cuales nos sentimos cómodos, nos autojustificamos. Cuando se narra, no se narra el acontecimiento sino la mirada de un acontecimiento. Con todas esas ficciones empezás a creer en algo que te hace bien y a veces se empieza a perder el correlato con la realidad. El protagonista construye una imagen del padre que empieza a volverse ficcional. Culpar al padre, en cierta manera, es el algodón en la herida que lo empieza a anestesiar. En las venas más que sangre tiene algodones y no siente nada. “Fue culpa de papá”, muchas veces eso tiene que ver con cosas de las que no nos hacemos cargo y en la vida de Tomás son más las cosas que no hizo que las que hizo. En un mundo en el que nada es lo que parece, el oficio de la violencia, al final, termina siendo otra cosa, lo que el protagonista quiere es volver a sentir.

Tomás quiere ir por “el lado de la luz” sin hacer las cosas del todo mal, en qué parte se cruza con Dogo, el personaje de tu novela anterior.

En esta aventura cada héroe o antihéroe va formando sus propios códigos. Aceptar aquello, en este caso el  oficio de la violencia que él sintió que era desagradable, en algún momento se vuelve necesario. En esa aceptación están los códigos. Tanto en Dogo como en Cruz los protagonistas tienen una manera ética de estar en el mundo. Parece que están en la desesperanza extrema pero aún así son capaces de aferrarse a un código, un resto de condición humana que los siga manteniendo dentro de la incomodidad social o personal; hay algo que los sigue trayendo para un lado más luminoso. Dogo como Tomás Cruz son dos personajes teñidos por la violencia del pasado y aquellas cosas que tienen que responder se les hacen ley.

cruz-nicolas-ferraro-D_NQ_NP_786705-MLA26289595871_112017-O

Parece que Samuel y Alvarenga tienen muchas anécdotas en común, casi como la relación entre Yunque y Dogo ¿esta es una historia de amistad?

Son dos personajes que aceptan quienes son. La violencia de ambos es su trabajo y la de Yunque y Dogo también. El problema es cuando eso empieza a afectar a toda la gente que uno quiere.

Es tu segunda novela publicada en menos de un año.

Siempre es una alegría ver el trabajo publicado pero disfruto más cuando escribo. Lo que uno hace es escritura, la literatura empieza a suceder cuando alguien te lee, cuando alguien empieza a pensar el libro de otro lugar y te hace pensar a vos el libro desde otra perspectiva.

Cruz de Nicolás Ferraro.

Editorial Revolver, 2017.

232 páginas.

 

Anuncios

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s