Bill Orcutt: “Espero que mi próximo disco sea menos amigable al oído”

Por Alejandro Hoszowski

El guitarrista estadounidense y ex Harry Pussy, Bill Orcutt, tocará en Buenos Aires este viernes en el Centro Cultural San Martín, dentro del ciclo de música experimental Ruido. Después de haber lanzado este año un disco homónimo con algunos covers, asegura que su próximo trabajo será sólo de material original.

Bill Orcutt (4)_preview

Escuchar a Bill Orcutt es un desafío al oído, es salir de lo convencional y enfrentarse a una música compleja con una progresión de notas que muchas veces resulta hasta chocante. Con tan sólo cuatro cuerdas, el guitarrista logra una intrincada armonía que juega con los límites tradicionales de la música.

Mucho se ha escrito sobre su forma de tocar. En 2013, en una entrevista a The Guardian, Orcutt dijo: “Me pongo reglas que no necesariamente me hacen las cosas más fáciles”. Allí también aseguró que le encanta cuando todo en lo que cree se destruye, algo que uno entiende perfecto cuando escucha su música.

Su último disco, Bill Orcutt, lleva esta expresión a niveles que tal vez se puedan considerar más amenos al oyente. “No estoy seguro de si es una progresión, puede que sea una regresión. Espero que mi próximo disco sea menos amigable al oído, dice Orcutt. El resultado es, de todas formas, uno de sus trabajos mejor logrados.

Después de haber sido integrante fundador de la influyente banda de noise rock Harry Pussy desde 1992 hasta 1997, Orcutt se distanció de la escena musical hasta que en 2009 decidió volver a componer y grabar. El resultado fue A New Way to Pay Old Debts. Para ambos trabajos el guitarrista utilizó sólo una acústica con cuatro cuerdas. Sin embargo, en su último disco regresá a la guitatta eléctrica. Esta variante le permitió también regrabar algunos de los covers de viejas canciones estadounidenses que había hecho en A History of Every One, su disco de 2013, pero con una nueva creatividad en los arreglos. Tal es así que parecen irreconocibles con su versión anterior. “Sentí que había más en esas canciones. Cuando grabé esos temas en 2013 fue como un principio, pero a medida que las tocaba en concierto fueron cambiando. Bill Orcutt primer plano (1)_previewA eso se le sumó que había empezado con la guitarra eléctrica. Cuando llegó el punto en el que estaban lo suficientemente distintas, decidí que valía la pena regrabarlas”, dice el músico.

En el álbum se nota el cuidado en la grabación, algo que el ex Harry Pussy asegura es debido al ambiente de estudio que tuvo el proceso. No se escuchan, por ejemplo, los gemidos que suele soltar el músico durante las canciones, ya que los micrófonos estaban cerrados.

Tan desconcertantes como las composiciones del guitarrista son sus ideas, como la de tocar en el subte. “Pienso que sería divertido. Creo que habría reacciones más interesantes de la gente que las que hay en un show donde ya te conocen y pagan para irte a ver. Me gustan tanto las interacciones azarosas con las personas como las reacciones honestas, y me parece que tocando en el subte podría tener eso”. Otra muestra de que lo “normal” no va con Orcutt.

*Bill Orcutt se presentará el viernes 17 de noviembre desde las 20 en el Cultural San Martín (Sarmiento 1551, CABA). Entradas en boletería o en tuentrada.com

Deja un comentario