Una vuelta más por los días que conmovieron al mundo

Por Esteban Galarza

Martín Baña y Pablo Stefanoni presentan este jueves Todo lo que necesitás saber sobre la revolución Rusa, una guía para comprender las piedras fundamentales sobre las que se sostuvo la Unión Soviética.

IMG_4376

“En la primavera de 1989 y movido por la avalancha de informaciones que llegaban de Moscú, pensé: Merecería la pena darse una vuelta por allí. Muchos me empujaban en la misma dirección, pues Rusia, cuando se mueve, empieza a interesar a mucha gente. (…) Fue entonces, en los últimos ochenta, cuando se sintió que el mundo entero entraba en una época de gran cambio, de una transformación tan profunda y decisiva que nadie iba a escapar de ella, ningún país ni Estado, de modo que tampoco lo evitaría el último imperio sobre la tierra: la Unión Soviética.” 

Ryszard Kapuscinski – El Imperio

 

El tiempo es algo inasible e imposible de definir. Baste ver los estudios que hizo Agustín de Hipona sobre qué es el tiempo para comprobar que se desliza como arena en los dedos. El concepto lineal de historia es algo moderno que nació junto con el enciclopedismo francés del siglo XVIII y que de algún modo allanó el terreno para justificar el estallido de la Revolución Francesa de 1789.

El tiempo como historia lineal, occidental y eurocéntrica, tuvo su auge durante el colonialismo, que comenzó en 1848 luego del fracaso de las revoluciones liberales en toda Europa.  El liberalismo no traería más las luces que había prometido al derrocar y guillotinar al viejo orden. 

La mayor crisis  del capitalismo hasta entonces desembocó en la Gran Guerra de 1914 y la olla a presión social estalló en 1917 en Rusia, imperio periférico, inmenso y envuelto en represión zarista. Aquella revolución fue la primer movimiento anticapitalista que triunfó en el mundo. La historia se quebró en mil pedazos y se interrumpió el concepto de continuidad y linealidad.

De algún modo los artífices de los días de febrero y los de octubre de 1917 vivieron sus días destruyendo y construyendo de cero. Eran días adánicos en los que el mundo nuevo que querían levantar aún no tenía nombre ni estructura. Pasados cien años y tras la Perestroika y el Glasnost, se suele juzgar y leer la revolución y la experiencia soviética como un inmenso bloque de metal oxidado enquistado en medio del siglo XX.

Ante tanta mala lectura de los días de octubre y los primeros años de la revolución, Martín Baña y Pablo Stefanoni se embarcaron en el desafío de desmenuzar la riqueza y complejidad del movimiento histórico en Todo lo que necesitás saber sobre la Revolución Rusa*. El libro es además el primero editado en Argentina con un enfoque dinámico, aggiornado a los tiempos actuales.

El libro contextualiza el territorio geopolítico de fines del siglo XIX y principios del XX antes de desmenuzar los episodios más importantes que van desde febrero de 1917 hasta la toma del Palacio de Invierno el 25 de octubre por el partido bolchevique. Los autores explican de forma sencilla las diferencias entre un soviet (un grupo comunitario de pares) de un bolchevique o menchevique o socialista (tres de los varios partidos de izquierda que pulularon previos a la supremacía absoluta de uno de ellos).

20375714_329314264184888_7044447492787131782_n

Tras el estallido de la historia en Rusia y la conformación de lo que sería unos años después la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), pasarían revueltas sociales, adhesiones, una guerra civil, represiones, experimentos sociales en vistas de cambiar la lógica burguesa de la sociedad, entre otras tantas cosas. La idea de una nueva humanidad comunitaria manejada por campesinos y obreros parecía posible.

Los autores centraron su libro en el período que va desde los años previos a la Revolución hasta los días posteriores a la represión de la revuelta de Kronstadt, que marcó de algún modo el fin de la revolución y el comienzo de la URSS, de tono conservador y autoritario. Los últimos dos episodios plantean lineamientos para estudios posteriores sobre el legado de Lenin en Stalin y el legado de la URSS en Vladimir Putin.

Baña y Stefanoni dan cuenta de una sutileza que tal vez décadas de estudios históricos y de herencia estalinista hicieron perder de vista: la revolución fue un gran experimento dinámico vanguardista en el que se ensayó una nueva humanidad como no se vio desde los ideales de la revolución francesa. Resulta paradójico que ambas revoluciones hayan desembocado en el terror, crímenes masivos y un período conservador y absolutista en los años posteriores al enfriamiento de los primeros estallidos rebeldes. Pero tal vez eso sea objeto de otro estudio. La energía y los logros de Todo lo que necesitás saber sobre la Revolución Rusa descansan en el dinamismo de los sueños de cambio antes de que todo se derrumbase.

ENTREVISTA a los autores por Eduardo Minutella

Todo lo que necesitás saber sobre la Revolución Rusa de Martín Baña y Pablo Stefanoni

Paidós, 2017.

208 páginas.

*Todo lo que necesitás saber sobre la Revolución Rusa se presentará el jueves 19 de  octubre en la librería El Ateneo Grand Splendid (Av. Santa Fe 1860) a las 19 horas.

Deja un comentario