American Horror Story: trauma republicano

Por Dani Salinas

Cult, la séptima temporada de la serie, llegó a la pantalla de FX. Los creadores Ryan Murphy y Brad Falchuk sorprendieron cuando dieron a conocer que en este nuevo ciclo giraría en torno a las elecciones de Estados Unidos del 2016.

5_52

En Noche de las elecciones, el primer episodio de Cult, American Horror Story presenta a los personajes de su nueva historia y brinda un panorama político de unos Estados Unidos espeluzanantes. Ally Mayfair-Richards (Sarah Paulson) es una mujer trastornada por trastornos y fobias, y que no apoya al presidente electo. Vive con su esposa Ivy Mayfair-Richards (Allison Pill), chef del restaurante que tienen ambas y su hijo Oz. Del otro lado del ring se encuentran Kai Anderson (Evan Peters) y su hermana Winter Anderson (Billie Lourd).

Ally apenas puede controlar sus fobias desde que perdió la estabilidad luego de las elecciones estadounidenses. Su rechazo a objetos y situaciones aleatorias como el coral, la sangre, los espacios cerrados y a los payasos hacen tambalear los cimientos de su familia. Paulson interpreta a una mujer al borde del abismo y los temores que la agobian llegan al punto de hacerla alucinar. Su personaje es muy parecido a Cordelia Foxx, su papel en la tercera temporada de la serie, que al igual que Ally era impulsiva y precipitada. sarah-paulson

Contrariamente, Kai apoya a Donald Trump y a los lemas que esgrimió durante su campaña. La frase “Make America Great Again” resuena durante todo el ciclo y Peters  logra componer un personaje nacionalista, eufórico, capaz de hacer lo que sea para apoyar a su país y sus propios intereses.  Kai comienza una revolución dudosa, en contra de lo que cree que “no está bien. Así, engendra de a poco un plan para arruinar la vida de cada persona que lo humilló. “Nadie genera más miedo que un hombre humillado“, se le escucha decir en voz baja antes de comenzar con uno de sus actos de venganza.

Durante la serie se tocan aristas sensibles sobre la nueva dirección que toma Estados Unidos en el ámbito de la política: las amenazas contra la comunidad LGBT se ven reflejadas en el miedo que invade a la pareja protagonista y en el temor a perder a su familia y los derechos que fueron ganando con el tiempo.

El show toca los reclamos sociales del momento y se convierte en una historia crítica, que configura sus elementos de terror a partir de un presente oscuro. Temas como las excluyentes políticas migratorias, la cancelación de los programas de integración para jóvenes inmigrantes y la prohibición del ingreso de musulmanes a los Estados Unidos sirven como la base de una tensión permanente a nivel socialMás sutilmente, el show hace también una crítica decretos firmados por el gobierno de Trump para recortar el financiamiento a clínicas que ofrecen métodos anticonceptivos y procedimientos seguros para abortar.

AHS-trailer-screencap-Evan-Peters-2-700x380Los payasos representan la serie esta temporada. Twisty (protagonista en Freak Show), interpretado por John Carroll Lynch, vuelve aterrar al público. No solo él, sino un grupo de payasos hostigan a Ally. “¿Cuál es tu mayor fobia?” y “¿A qué le tienes más miedo?” son los principales interrogantes que genera Cult. Los desastres colectivos se traducen en cuestiones personales. Lo que afecta a todos afecta también a cada uno.

La sexta temporada, Roanoke, no tuvo tanto éxito, ya que a la larga el programa fue un chiste de sí mismo, con demasiadas muertes exageradas e innecesarias. Cult promete en sus once capítulos dignificar American Horror Story y la audiencia está expectante por ver si remontará o no su calidad en comparación a su predecesora.

 

 

Deja un comentario