María Pryor y el portal hacia otra realidad

Por Émilie Mantaray Fotos: Ivanna Mazza

El 12 de septiembre se presentó en el Hipódromo de Palermo la última colección de la talentosa diseñadora María Pryor en el marco de Argentina Fashion Week. Otra vez sorprendió con sus diseños atemporales, llenos de magia y encanto.

Processed with VSCO with hb1 preset

Tras un hechizo se pronuncian las palabras mágicas que nos permiten abrir un pasadizo oculto. Así transcurrió Dissendium, la presentación formal de la última colección de María Pryor. Teatrales y armónicas fueron las ineludibles pasadas de cada pieza.

Un salón colmado, dos melodías de Vespertine de Björk, un paso lento, peinados y tocados fantásticos formaron parte del escenario que eligió la diseñadora para escoltar los vestidos en constantes tules, perlas, volumen texturas y cortes. Dueña de un estilo único y particular, algunos la llamaron la reina del corset, otros la bautizaron como la madrina del romanticismo.

Siempre vanguardista, sobresale por no estar atada a ninguna tendencia. Claro está, lo de ella es la alta costura, una alta costura que imagina mundos posibles e imposibles; una puesta lúdica en función de cada prenda.

Quizá fueron tantos días y manos en un atelier, desarrollando uno a uno los posibles conjuntos oníricos que, a veces, poco de esto remite a la moda. Estar allí frente a cada pieza de colección es todo un acontecimiento: el vestuario es una muestra de arte en sí misma, pensada para no ser reproducida, cada puntada comunica un mensaje que rememora un imaginario entre el cine, la ópera, la literatura de las hadas en constante relación con los materiales empleados.

Dissendium nos llevó al otro lado del portal, donde es imposible regresar sin antes haber sido afectado, sin ser otro en el retorno.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario