Tintes de jazz español contemporáneo

Por Irene Cueto

La escena actual abarca una gran diversidad de estilos e influencias gracias a la interculturalidad del país ibérico. Como resultado, surgieron trabajos memorables con colaboraciones que los enriquecen aún más.

NOALUR1

La música española ha logrado volcar una diversidad de estilos cosmopolitas en sus nuevos sonidos. La fusión del jazz, género norteamericano por excelencia, con una rica tradición musical local hizo que nacieran artistas y trabajos que expanden aún más el límite de las posibilidades del género. Tres obras de la escena contemporánea se destacan:

Converging Roots (2017) recorre un sonido distinto y a la vez familiar. Se trata de un disco instrumental en el que participan Carlos Martin (trombón, trompeta, fiscornio, conga , cajón), Vicente Macian (saxo tenor, saxo soprano), Mimi Jones (contrabajo), Luis Perdomo (piano) y Marc Miralta (batería).

Carlos-Martin-Converging-RootsEn cuanto arranca con Mati’s Living Room, nos vemos inmersos en un ritmo trepidante con toques latinos gracias sobre todo a la percusión. Es en el tercer tema, Buhita, el que transporta a un ambiente más tranquilo, con un comienzo de solo de piano al que se acaban uniendo los demás instrumentos en una pieza que incita a bailar en pareja. Después de esto, Carlos Martin sorprende con los sonidos que es capaz de sacar al trombón en el breve Angry Owl, que recuerda en determinados momentos la música de Nueva Orleans. Una de las propuestas más interesantes es Quejío, este es un término que se utiliza en flamenco para referirse a un lamento.

Siguiendo con esa mezcla tan intensa entre jazz y flamenco, nos encontramos con Juan Gómez “Chicuelo (guitarra española), Marco Mezquida (piano) y Paco de Mode (percusión) han creado en su álbum Conexión (2017) una combinación única de jazz y flamenco en la se intuyen las influencias de Bebo Valdés. Los temas son del guitarrista, uno de los más importantes del panorama internacional. Este trabajo arranca con chicuelo_marco_mezquida_conexionChicuelina, en la que los solos de guitarra y piano se combinan en un diálogo en el que se mantiene el equilibrio entre estos dos estilos. Al sol es una invitación a moverse al ritmo de este tema. Los instrumentos interactúan para darle a cada una de las composiciones su carácter que es diferente y contrastante en cada uno de ellos, yendo desde la nostalgia de A solas o la energía de Velas, al misterio, el descaro y el virtuosismo de Engaño. Acaban con el tema Conexión, un título ideal para esta simbiosis musical.

Noa Lur se está haciendo un hueco cada vez más grande en la escena del jazz español con su segundo disco Troublemaker (2016). Está acompañada por Moisés P. Sánchez (piano y teclado), Antonio Miguel (contrabajo y bajo eléctrico) y Michael Olivera (batería y percusión) como músicos estables, además de un sinfín de colaboraciones. Su declaración de intenciones queda patente en el primer tema con el que abre este trabajo: Walk your Talk. Despliega talento y energía en un diálogo con el piano. La elegancia va de la mano de temas como Wind Blow y Brooklyn C16. Sin embargo, también hay elementos nostálgicos en los que el euskera aparece en el estribillo y le otorga un toque mágico. Este es el caso de Errua  (“Culpa”, en vasco). El único tema en español es Sombras y cuenta con la colaboración del cantaor Antonio Lizana, en una mezcla de amor entre el jazz y el flamenco mientras narran la historia de un desamor anunciado. Este disco tiene soul, carácter y mucha musicalidad.

2 comentarios

Deja un comentario