Itinerarios para salir de sí desde Chanson Babel

Por Emiliano Campos Medina

Con su nuevo libro de Poemas Javier Galarza despliega un caudal de voces de otros tiempos y otros países. El objetivo es dejarse abarcar en la poesía para dejar de ser el mismo y entrar en un otro, en el desamparo de lo desconocido.

DBKo21OXcAA_x8X

El filósofo y místico medieval Meister Eckhart de Hochheim escribió: “en su pureza más alta, el ojo, en donde no tiene color en sí mismo, ve todos los colores. Quien quiera ver a Dios tiene que ser ciego”. Para éste y otros pensadores que retomaron el neoplatonismo, había que buscar el ser verdadero, allí donde no se es. En la nada. De ese modo los itinerarios de todas las místicas, desde el Pseudo Dionisio o Escoto Eriugena, hasta Juan de la Cruz, están atravesadas por la búsqueda del anonadamiento y vaciarse de sí, para experimentar la unión con lo divino. La práctica del extrañamiento siempre ha implicado la posibilidad de encontrarse con aquello fuera de lo normal. Pensemos solamente en el valor que los surrealistas le otorgaban a esa circulación maravillada por las calles de París. Como una invitación a ver los espacios cotidianos con la mirada primigenia del recién nacido.

Chanson Babel es un libro que traza itinerarios de extrañamiento. Hay una intencionalidad de retorno hacia esa primera visión de las cosas, que solo puede lograrse vaciando el pensamiento de sus puntos de clivaje sedimentados. Hay que remover las capas petrificadas para alcanzar el nervio de lo real. La poesía aparece como un discurso que tiende a desarreglar la atención, que busca orientarnos hacia los puntos de fuga, las zonas nebulosas de la realidad. La misión del poeta quizá no sea otra, que traer a la vida un poco de luz sobre esos espacios que caen del lado de la sombra. El detritus de la vida normativizada y anquilosada por el pensamiento utilitario. Acá también, como podría haber señalado Eckhart, en lo pequeño que se pasa por alto está la presencia de lo divino.

“Para Zhiangzu solo la nada

o el desconocimiento de sí mismo

hallan la perla perdida del Emperador.

¿Es esa la raíz del problema,

comprender que el pensamiento

y el conocimiento

de nada sirven

a quién no aprende a perderse?”

Desde el “desarreglo de los sentidos” que propuso Arthur Rimbaud la poesía puede ser una puerta de acceso, o retorno a un estado de la conciencia que nos permita una experiencia de la realidad más completa.  En Friedrich Hölderlin citado por René Char, “Los poetas surgen la mayoría de las veces al inicio o al final de una era. Los cantos son el medio utilizado por los pueblos para abandonar el cielo de su infancia y entrar así en la vida activa, en el reino de la civilización. También por medio de los cantos retornan después a la vida primitiva. El arte es la transición de la naturaleza a la civilización y de la civilización a la naturaleza”. ¿Qué es ese trayecto esbozado, sino el itinerario de un éxodo en el lenguaje hacia sus extremos? Donde se toca con lo que está más allá de toda categorización. Para qué la poesía sino para llevarnos de la mano hacia extravíos que quizá, nos conducen al “centro”.

 Así, Javier Galarza nos lleva en su más reciente libro de poesía, a través de dislocaciones físicas, disociaciónes de la conciencia y estados de extrañeza. Detrás de cada texto subyace una indagación sobre la fragilidad de los parámetros de orientación. Sobre los criterios de certeza, a partir de los que construimos la ilusión de lo conocido, seguro, normal, regulado.

“Tendemos a repetir

los lugares que habitamos,

porque cuando perdemos las señales

no sabemos volver.

Las valijas nos hacen en silencio,

así dejamos sitios, calles o cuerpos”

(Fragmento de Perdida de la intención)

Con un lenguaje despojado y nutrido de citas que se adecuan sin asperezas a la trama poética, Chanson Babel traza un paisaje de desplazamientos, diásporas, desorientaciones. Un texto atravesado por la búsqueda de clivajes. Sosegar el desamparo permanente que aparece con toda fuerza, en cuanto se rasga apenas la cáscara del ciudadano tipo. A la vuelta de cada esquina. La desmesura híbrida de las urbes: esos dispositivos de extrañamiento multitudinario.

“Es cierto, pierdo mi brújula,

dejo de hibernar en forma prematura

o doy frutos fuera de estación,

ésto lo debí cantar en primavera,

pierdo mi norte,

las cosas caen por su propio peso,

del verbo ‘cadere’ (caer o suceder),

similar al verbo ‘caedere’ (matar

o hacer morir),

la caída en el Génesis

es lo que nos priva de un lugar seguro,

reptar, arrastrarse sobre el propio vientre,

tentarse y sufrir el castigo”

(fragmento de Efecto invernadero)

chanson-13El reverso del desencantamiento del mundo del que hablaba Max Weber y la cosificación de lo ente (Heidegger) solo puede ser el retorno de lo sagrado. Bajo nuevas formas. Abriendo grietas en lo secular. Voces poéticas como las de Chanson Babel son expresión de esas irrupciones. Perderse también puede ser un modo de desandar caminos o desandar el pensamiento, la conciencia. Vaciarse de sí, como proponía el místico renano para lograr atender la chispa de lo divino, que subyace en cada uno. La poesía como una puesta en práctica de ese acto de despersonalización. Una expedición a los márgenes del mundo y del pensamiento.

Disociación

Los procesos de despersonalización

incluyen insomnio, ansiedad,

vértigo y extrañeza.

La sensación de estar viviendo en un sueño.

¿Es Zhiangzu soñándose mariposa

o una mariposa sueña que es  Zhiangzu?”

Enseña el Tao que el cielo es permanente

y la tierra durable.

Ambos perduran porque no viven para sí mismos.

Para preservar algo es mejor no aferrarse.

Todo filo se desgasta.

Cuando oro y jade cubren el vestíbulo,

más fácil es arrebatarlos.

Los bienes y los honores acarrean la destrucción.

Cuando no hay puertas y ventanas en una casa,

es el espacio vacío

lo que nos permite atravesarlas.

Quien sabe, actúa sin actuar

y enseña sin palabras.

Esto enseña el Tao del cielo.

 

Chanson Babel de Javier Galarza.

Buenos Aires Poetry

49 páginas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s