Predicciones sobre un futuro incierto en ArteBA 2017

Por Lucía Martínez

Del 24 al 27 de mayo la fundación celebra 25 años con numerosas charlas, presentaciones y exposiciones artísticas. Lo contemporáneo como escenario principal y su relación inevitable con el devenir.      

DSC_5044

La 26a edición de la feria ArteBA abrió sus puertas en La Rural con un mapa completo de artistas locales e internacionales que invitan a pensar en el presente a través obras que evocan distintas visiones sobre el futuro. Más de 91 galerías sumaron nuevas exposiciones, sin dejar de lado a clásicos pintores y escultores latinoamericanos como Antonio Berni, Luis Benedit, José Gurvich, entre otros.

A diferencia de años anteriores, la fundación le otorgó protagonismo a nuevos nombres del arte contemporáneo argentino que pisan fuerte en el exterior. El arte digital, la composición tridimensional, la fotografía o el collage fueron algunas de las técnicas elegidas para las representaciones.

“El momento actual es muy oportuno para los artistas”, afirmó Solange Farkas, curadora y directora de Associaçao Cultural Videobrasil, durante un ciclo de charlas que organizó arteBA, en el que hizo referencia a la incidencia de los sucesos internacionales en la filosofía del futuro y en nuevas formas de concebir las obras que año tras año son parte de la convocatoria.

DSC_5015

Así, el escultor brasileño André Komatsu evidencia en Base hierárquica la influencia de los conflictos político-económicos, a través de una estructura compuesta por cuatro vasos de vidrio sobre los que se apoyan bloques de ladrillos. “El proletariado unido en la construcción del mundo, en frente a la frágil egoísta y condenada al desastre de las élites”.

Otros obras, como las del argentino Nicolás Mastracchio, evocan objetos de la cotidianidad en nuevos contextos y dimensiones que se logran gracias a la magia digital de la fotografía y la edición. Algo que también utiliza la española Cristina Garrido en sus imágenes aéreas sobre elementos como el agua o las nubes en distintos colores.

Las exposiciones que participan en la edición 2017, confirman la idea de que el arte contemporáneo no tiene límites: Explora texturas, colores, caos y hasta formas básicas de la geometría. Todo vale en un universo tan complejo que da vida y muerte al mismo tiempo. 

Pero además, arteBA propone la memoria eterna de aquellos que rompieron los esquemas de la forma y del pensamiento durante el siglo XX, obligatorios para la libertad en el decir y hacer de las generaciones artísticas siguientes. La presencia de Marta Minujín convalida y representa todos los años, la idea de pertenencia y la importancia de la expresión adaptada a cada uno de los tiempos.

Hasta el Sábado 27 de mayo, se podrá disfrutar y conocer sobre el pasado, presente y futuro materializado en 350 obras que proponen en tiempos turbulentos, la idea de que nada está perdido y que todo puede ser posible, al menos en el arte.

Deja un comentario