Chris Cornell: “Éramos únicos”

Por Alejandro Hoszowski

El cantante estadounidense se suicidó a los 52 años. Su participación en el movimiento grunge  con las bandas Soundgarden y Audioslave lo convirtió en una figura clave del rock internacional y una figura ineludible de los años 90′.

18557499_10155308906823200_8505618578055264361_n
Chris Cornell en el Teatro Colón (2016). Foto: Guillermo Coluccio.

Chris Cornell tal vez hizo más por el grunge de lo que se piensa. Además de ser una de las voces más destacadas del movimiento con Soundgarden, en 1990 formó Temple Of The Dog como tributo a su fallecido amigo Andrew Wood junto a Eddie Vedder y el resto de los miembros de Pearl Jam.

Cornell fue parte del el auge del grunge en los noventa, expresión del rock que evidenciaba el inconformismo, la desidia, la soledad y la frustración de toda una generación. Mientras Nirvana resonaba en todo el mundo con Smells Like Teen Spirit y Pearl Jam con Jeremy, Soundgarden condensaba los sentimientos de los jóvenes de la época con Black Hole Sun.

El primer disco de la banda, Ultramega OK tiene vetas metaleras que luego permanecerían en  los siguientes álbumes, aunque con menor intensidad. El éxito llegó en 1991 con Badmotorfinger, un trabajo en el que Cornell hace plena gala de sus habilidades como cantante y compositor.

Letras como las de Outshined son clave para comprender el espíritu de la época: “me levanté sintiéndome deprimido no puedo caer más abajo, pero aún siento que me hundo”. Mind Riot, otra de sus canciones representativas, termina: “soy el último fósforo que prende la suerte, en el viento que sopla fuerte”.

En 1994 Soundgarden logró su mayor éxito creativo y comercial con Superunknown. Black Hole Sun fue un clásico instantáneo como single. El sonido del disco se acerca mucho más a la psicodelia.

Veinte años después, en 2014, Cornell dijo en una entrevista: “Hay muchas canciones en Superunknown que no puedes comparar con ninguna otra banda, u otro periodo musical. Componíamos, grabábamos y tocábamos canciones que nadie más iba a hacer. Si pones la radio, y sonamos, a los tres segundos sabes que somos nosotros.”

En 1996 Soundgarden publicó el último de sus discos de esta etapa: Down On The Upside. El éxito de la banda no logró mantener unidos a los integrantes, y los continuos roces sobre la dirección musical que debía tomar el conjunto hizo que se separaran en 1997.

Después de grabar un álbum como solista, en 2002 Cornell se unió a los ex integrantes de Rage Against The Machine para formar Audioslave, bajo el ala del productor Rick Rubin.

Fue durante esta época en la que el cantante logró dejar las drogas y el alcohol y volver a la sobriedad. Sobre su etapa de adicto, el músico declaró: “Claro que he probado a escribir borracho. Pero me aseguraba de que nadie leyese esas letras. Eran basura. Las destruía todas

Audioslave tomó el camino del rock alternativo con tres discos y un abanico de temas destacables, como I Am The Highway, Cochise, Out Of Exile y Revelations.

En 2010 Cornell volvió a reunirse con Soundgarden y lanzaron un disco más: King Animal. Junto a la banda tuvo también su último recital el 18 de mayo de 2017 en Detroit. Unas horas después se suicidó.

Deja un comentario