El nacimiento, la vida y la muerte según Él Mató a un Policía Motorizado

Por Juan Martín Nacinovich

Walter Lezcano abordó una de las obras más resonantes del indie argentino, la trilogía de discos de la banda platense que abarca la vida. Libro que queda a medio camino entre la biografía y el fetichismo, es el primer intento de aproximación a la banda como un fenómeno cultural que marcó a la generación pos-Cromañón.

18157446_10156122800019937_4089908467218988568_n

“Yo odio el rock, pero ver a Él Mató a un Policía Motorizado en escena, escuchar sus mantras psicodélicos, barriales, me devolvió las ganas de vivir. El rock debería ser siempre eso: pura potencia, hacer con pocos elementos pequeñas obras maestras, reírse de la muerte”, escribe Fabián Casas en la contratapa de La ruta del sol, la trilogía de Él Mato a un Policía Motorizado, el nuevo libro del escritor, poeta, docente y periodista todoterreno Walter Lezcano editado por Gourmet Musical. Reírse de la muerte, remata Casas, como si desde su panóptico, alejado de lo que sucede actualmente en el mundo subterráneo donde bulle la escena independiente, reflejara de forma nítida, esclarecedora, todo lo que conlleva la palabra rock.

Es interesante, también, que Lezcano sea el encargado de llevar adelante este primer registro de la banda en papel, que se yergue sobre la trilogía conceptual de EP’s del Nacimiento (Navidad de Reserva, 2005), la Vida (Un Millón de Euros, 2006) y la Muerte (Día de los Muertos, 2008). El espectro de Lezcano, quien escribe y produce ininterrumpidamente, se acerca más al marco social y, sobre todo, a la literatura, por lo que el abordaje in situ del periodista resulta de alto valor. En el prólogo, narra su aproximación a la banda; el primer recital que vieron junto a Patricia –su pareja, también poeta y co-fundadora, junto a él, del sello editorial Mancha de Aceite– cerca de la estación de Quilmes; el paralelismo de Laptra con sellos como Mandioca, Radio Trípoli Discos y Oíd Mortales Records; las bases para lograr una obra de arte pop y el cambio generacional post-Cromañón, entre otras cuestiones.

La ruta del sol es fugaz y funciona como un objeto coleccionable, tanto para el curioso como el más fetichista o el acérrimo seguidor de la banda, y también, por supuesto, para cualquiera que quiera iniciarse en el frondoso universo independiente que comenzó a respirar con mayor potencia desde el origen de este bastión platense allá por el 2003. Él Mató a un Policía Motorizado no sólo es la banda de una generación, también es un emblema del presente del Rock Nacional, y exactamente allí radica la importancia de este libro.

Sentencia Lezcano: “Si estás en el ojo del huracán es difícil ver las cosas moverse. Para que eso ocurra hay que tomar algo de distancia, conseguir algo de perspectiva. Es decir: tener un buen lugar para poder contemplar lo que sucedió, juzgar lo que ocurre, discernir lo que pasará. Entender qué cambió, qué continúa en pie y cómo seguir. De eso se trata la música, de eso se trata la literatura, de eso se trata el arte, de eso se trata, en fin, la vida”.

La ruta del sol, la trilogía de Él Mató a un Policía Motorizado.

Gourmet Musical

94 páginas.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s