El clown, más despierto que nunca

Por Rocío Innocenti

La compañía Bolsas en el viento interpela al público con Donde duermen los grillos, una obra que invita a reflexionar sobre la crueldad del sistema carcelario de ahora y siempre, sin dejar de lado las risas.

Img donde duermen los grillos 1

Cruzar la puerta de hierro y vidrio esmerilado, recorrer el pasillo que lleva a un patio interno -casi inexistente de tan minúsculo, pero saturado del verde de las plantas colgantes, los marcos del ventanal que deja entrever la boletería y la copa de un árbol que asoma desde la calle-, sacar la entrada y esperar. A la hora señalada, habrá que atravesar otra puerta: la de entrada a la cárcel. Un ambiente de humo y penumbras en el que no existe el detrás de escena, sino que todo (hasta la música) se halla a la vista, y donde un preso intercambia chistes con su carcelera, interpretada por Lala Buceviciene, a través de las rejas, ella de espaldas al público.

La fusión del ambiente sombrío con el humor es el punto de partida de esta comedia cruel dirigida por Marcos Arano, en la que el espectador es testigo de la vida de cuatro prisioneros que planean la fuga (Lautaro Amurri, Rodrigo Frascara, Marcelo Sapoznik y Fernando Vitale). En la obra se ridiculizan y llevan al extremo ciertos prejuicios sobre las cárceles, presentes en el imaginario social -como el maltrato, las violaciones y los acuerdos entre reos y policías-, transformándolos en carcajadas de un público que, simultáneamente, se siente incómodo ante esta realidad.

Nuestra idea es que sea un clown que no sólo te haga reír, sino que también te haga pensar, que te transforme de alguna manera. Trabajamos la idea de abrazar al público y armar la obra junto a él, más allá de que hay un texto o un guión, la estructura implica al público activo”, revela Arano. De este modo, los actores rompen la cuarta pared e interactúan con los asistentes, demandando su participación e involucrándolos en la trama.

Img donde duermen los grillos 2

Sentado a la luz de las velas, tras una estructura metálica, Ezequiel Cotton se ocupa de la música en vivo con ayuda de una guitarra, un teclado, un balde que oficia de bombo de batería y la infaltable armónica. Además, extrae sonidos de un wok, un rayador, una cadena, ollas y otros elementos; a veces bajo la directiva de los mismísimos personajes, que también a él lo involucran en la acción (“Mudo, ¿puede ser una música? Algo triste”).

Si bien determinados chistes refieren a temas actuales, hay elementos, como los uniformes de los guardias y el teléfono de la cárcel, que remiten al pasado. Arano explica: “Jugamos con la anacronía, pero los guiños son al presente para que se vea que hay un sistema de la crueldad que perdura desde el medioevo. Durante la modernidad trató de amansarse un poco, pero las cárceles siguen siendo depósitos de gente, donde en vez de buscar su reinserción en la sociedad se los trata como basura”. Aunque no se los exculpe de sus crímenes ni se minimice su responsabilidad, es a través de la participación y empatía del público que los cautivos recuperan su condición de seres humanos.

Actores: Lautaro Amurri, Lala Buceviciene, Rodrigo Frascara, Marcelo Sapoznik y Fernando Vitale

Dramaturgia: Marcos Arano / Bolsas en el viento

Música original y dirección musical: Ian Shifres

Músico: Ezequiel Cotton

Diseño de luces: Alejandro Velázquez

Escenografía: Carolina Fernández y Jazmín Savignac

Vestuario: Alejandra Robotti

Coreografía: Paola Sanabria

Asistencia de dirección: Marcia Gambarrutta y Felipe Martín Saade

Producción ejecutiva: Marcia Gambarrutta

Dirección: Marcos Arano

*Sábados a las 23 en El Excéntrico de la 18a, Lerma 420.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s