40 años de Rumours

Por Alejandro Hoszowski

El trabajo más exitoso de Fleetwood Mac vio la luz el 4 de febrero de 1977,  logró un reconocimiento masivo y vendió más de 45 millones de copias a pesar de haber sido grabado durante la etapa más conflictiva entre los integrantes de la banda.

tamano

El sonido de Rumours es algo nuevo, siempre, sin importar cuántas veces uno lo haya escuchado. Los arreglos instrumentales junto a las armonías vocales construyen las canciones por encima de un riff pegajoso que suele quedar en la cabeza por bastante tiempo luego de haber terminado el disco.

Para aquel entonces, 1977, Fleetwood Mac había sufrido muchos cambios. Con la salida de Peter Green en 1970 la banda había empezado a caer en el olvido; el conjunto transitaba en un blues chato que sin su ex guitarrista, cantante y principal compositor  y parecía que no iba a prosperar.

Con el ingreso de Lindsey Buckingham y Stevie Nicks a la banda en 1975, Fleetwood Mac sacó su segundo disco homónimo en el que aparecía Rhiannon, un tema que con rapidez se convirtió en un gran éxito. Al poco tiempo los integrantes de la banda entraron en crisis.

El disco es el resultado de una profunda crisis y la evolución del sonido de su trabajo anterior. Cuando se empezó a grabar Rumours, Christine McVie se había divorciado de John McVie, Stevie Nicks y Lindsey Buckingham se habían separado y se peleaban constantemente y Mick Fleetwood se había enterado de que su esposa lo engañaba con su mejor amigo.

En Rumours se nota la fuerte influencia de Buckingham y Nicks en la dirección musical del grupo. De hecho, del total de once temas, seis son obra casi exclusiva de ambos; la otra gran compositora era Christine. Algo sorprendente si se tiene en cuenta que eran los miembros más nuevos del conjunto.

El conflicto entre los integrantes era tal que se refleja en las letras de las canciones y el nombre del disco. Según Christine, fue John quien sugirió el título para el álbum, porque los integrantes de la banda hablaban a las espaldas de los otros.

Christine escribe sobre John y le dedica You Make Loving Fun a su novio de entonces, que no podía entrar en el estudio para no generar más conflicto con el bajista. En Gold Dust Woman Nicks habla sobre su adicción a la cocaína, ya que los excesos eran otro problema que acechaba a los integrantes de Fleetwood Mac. Drogas, desamores, peleas estuvieron plasmados durante todo el proceso de grabación.

Para Buckingham la clave del éxito en Rumours estuvo en que “la adversidad genera creatividad”, algo de lo que el guitarrista se aprovechó con claridad. “Lindsey tenía una asombrosa habilidad para tomar mis canciones y hacerlas maravillosas”, explicó Nicks sobre su relación musical simbiótica con su ex pareja.

Mick Fleetwood fue quien mantuvo al grupo unido, no sólo en Rumours, sino durante toda la carrera. Daddy era su apodo, y por eso Christine compuso Oh Daddy para el disco. El baterista luego declararía que pagó un enorme precio por este gran esfuerzo: “vendí mi alma a la disquería”, “I sold my soul to the company store”, en inglés.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s