La distopía de Blade Runner llega en 2017

Por Pablo Barragán Grondona

 

El año 2017 fue el elegido por el director Ridley Scott para la acción de su visión de la distopía de Phillip K. Dick, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Mientras corre la cuenta regresiva para el estreno de la segunda parte 35 años después, Revista Kunst repasa las dos miradas sobre una obra que impuso una visión desoladora del futuro.

El futuro está condenado. Philip K. Dick lo sabía cuándo escribió y publicó ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? en 1968, y lo entendió en 1982 Ridley Scott, cuando llevó esa obra maestra de ciencia ficción al cine y fundó el género cyber punk bajo el título Blade Runner. Scott logró mantener el argumento original – un policía cazador, un mundo apocalíptico y un grupo de androides asesinos –, encontró los detalles ocultos de la trama de la novela, los expuso en su película y creó sobre el texto original su propia obra de arte, complementaria y llena de detalles sutiles.

blade_runner_poster

Para Philip K. Dick el futuro era 1992, estaba deshabitado y cubierto de polvo radioactivo luego de una Guerra Mundial Terminal. En la Tierra solo quedaban los ancianos, los niños, las personas afectadas por la radiación y los discapacitados mentales: todos los que no podían emigrar a los planetas colonia para mantener viva a la raza humana. Para Ridley Scott el mundo apocalíptico se encuentra en el 2017, está sobrepoblado y llueve a cantaros. En ambas obras los humanos deben ser asistidos en los planetas colonizados por robots humanoides, superdotados biológica y mentalmente, que realizan el trabajo esclavo. Sin embargo, un grupo de androides se rebela en Marte y escapa a la Tierra de manera ilegal. Allí los esperan cazadores de bonificaciones como Rick Deckard, quienes ganan un sueldo extra por cada androide ilegal que “retiran”.

Deckard en el libro de Dick, es un policía sin demasiada experiencia que debe afrontar la llegada de 6 androides ilegales tras la hospitalización del cazador más antiguo de San Francisco, su cuasi deshabitada y sucia ciudad. El personaje, tras toda una novela de tensiones, traiciones y decepciones, decide retirarse de la fuerza. Deckard en la película, guionada por David Webb Peoples y dirigida por Ridley Scott, es un oficial de policía retirado que es extorsionado por su ex jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, para que vuelva a cazar androides. La película está ambientada en 2017 y en otra ciudad, pero se mantuvo el mismo personaje. Webb presentó a un Deckard 25 años más viejo, encarnado en Harrison Ford, efectivamente retirado, en un mundo pensado de manera opuesta al de Dick: húmedo y superpoblado.

Durante toda la historia, en ambas obras, el cazador cuenta con dos herramientas indispensables: un examen de empatía para detectar a los androides antes de matarlos, para evitar por error “retirar”, un humano y su revolver laser. Dick realiza un juego con la empatía en toda su novela para determinar si Deckard puede o no cumplir su rol de asesino de androides. El escritor teme por la moral y la integridad psíquica de su personaje, Deckard debe usar el test en cada androide antes de retirarlo porque el modelo de robots que persigue es demasiado parecido al humano, tanto, que uno de ellos consigue enamorarlo y hacerlo dudar de su humanidad. Scott muestra el test, llamado Test de Voigt Kampff en ambas obras, en una primer escena, el resto son balas laser, persecuciones y androides asesinos que intentan destruir al personaje de maneras acrobáticas y teatrales.

En la novela original, el personaje tiene una obsesión. Luego de la Guerra Terminal, el prestigio en la sociedad se basaba en tener un animal vivo. Deckard solo tiene una oveja eléctrica por lo que, durante todo el libro, a Rick le quita el sueño la idea de conseguir un animal y acepta la cacería en pos de poder comprarlo. La pregunta sutil con la que el autor balancea todo el suspenso del argumento queda implícita en el título: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Deckard sueña con animales vivos, ¿existe la posibilidad de que el personaje sea al mismo tiempo un cazador y un androide? Scott aprovechó este detalle para realizar su propio juego de suspenso. A través de las tomas primerísimos primeros planos, y efectos de imagen muy centrados en detalles que remiten a los cuadros de Edward Hopper – el cuadro Nighthawk en particular – el director se enfocó en que los androides guardaban fotos viejas y que, frente a la cámara, se percibe un brillo rojo en sus ojos: lo mismo hace con Rick. Además, la edición de “The final cut” de Blade Runner tiene de portada la foto de un unicornio plateado hecho con origami. El mismo unicornio con el que el personaje sueña en la película una vez y que encuentra en la puerta de su casa en un momento clave, luego de resaltar que las memorias de los androides eran implantadas.

nighthawks_by_edward_hopper_1942
Edward Hopper, Nighthawk.

La película de Scott propone copias en negativo del argumento de la obra original mientras mantiene un personaje y un mismo mundo devastado. Los complementos que logró Scott en la película, a partir del guion de Webb, sobre la obra de Dick le permitieron crear un complemento que propone una gran obra de arte que puede existir por separado, tanto en libro como en film de manera independiente, pero que cobra mayor sentido al ser apreciadas en su conjunto. La película logró ser la segunda parte de un todo y resignificó la obra de Dick mejorándola y haciéndola crecer.

Blade Runner 2049

En junio de este año se estrenará la secuela de Blade Runner que tendrá a Denis Villeneuve – Sicario – como director y a Ridley Scott como productor ejecutivo. Blade Runner 2049 contará nuevamente con la actuación de Harrison Ford en el papel de Rick Deckard y con Ryan Gosling como el oficial K en los papeles principales junto con Ana de Armas en el papel de Joi. La historia se sitúa 30 años más tarde en el tiempo que la película original, momento en el que el oficial K debe encontrar al desaparecido Deckard mientras intenta revelar un secreto que amenaza con destruir lo último que queda de la sociedad apocalíptica en la que viven.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s